dimecres, 24 de març de 2010

Primavera no te'n vagis!



Clikeu damunt la imatge per engrandir-la

7 comentaris:

Elvira FR ha dit...

Unes paraules precioses i ben escrites però quasi em deixo la vista llegint-les....massa petiteta la lletra! això sí com que el contingut m'atreia malgrat forçar els ulls he seguit fins al final...la vida com a somni de realitat

lolita lagarto ha dit...

Gràcies Elvira!
tots els posts que penjo són arxius jpg i quan cliques damunt la imatge s'obre i es fa més gran per poder llegir-se sinó és quasi impossible!
espero que et trobis una mica millor, ptnts,

Elvira FR ha dit...

Deu ser la febre que m'enterboleix el cervell no havia caigut a clicar damunt...gràcies!

ALONDRA NOCTURNA ha dit...

Hola Lolita Lagarto, ya he leido tu primer relato, le tengo que dar las gracias a Elvira porque yo tampoco sabía que clicando en el texto se hacía más grande.
Así son las cosas, me ha gustado ese dejarse llevar del relato, ese estar simplemente sin más, disfrutando del instante y de la belleza de una armónica que muchas veces pasa desapercibida en el deambular y en el pasar de las cosas que pasan.
Seguiré comentando

lolita lagarto ha dit...

Gracias y bienvenida o bienvolada Alondra Nocturna , me alegrará verte por aquí!

José ha dit...

Vaya, lagarta, qué bien escribes y describes las sensaciones, los “paseos”, por la ciudad y por el alma. Cierto, te diría, que “la foscor” siempre llega demasiado pronto, demasiado rápido, demasiado... a traición. Sin embargo, en ocasiones, uno sólo tiene ganas de entregarse a ella, a su cálida oscuridad mullida de sueños o pesadillas pero afortunadamente divorciada de la realidad. La puta realidad, si me permites decirlo. Hay –veo que lo sabes bien- mundos más allá de lo meramente “real”. Más allá del bisturí y de la mesa de disección, más allá del discurso oficializador de obviedades, totalizador de los empiristas vanidosos, de los presumidos que recorren las aceras colgados por el cuello de sus corbatas, de los que rechazan el sueño... verdaderos asesinos de la imaginación que diría Lorca (“fogatas donde la imaginación se quema” del romance a la Gurdia Civil del genial Federico).
Sí, “la foscor” llega sin avisar. Y hay que saber nadar en sus aguas para hallar “otra” luz y tender la mano verdaderamente amiga. Una mano oculta en la monotonía de los pasos que tamborilean tercamente las aceras, en las miradas que se hurtan en los ascensores, en el gesto furtivo, en lo cotidianamente obvio, en la desfachatez de la luz diurna, en la superficie pulida de la mesa del Consejo de Administración de la Buena Sociedad S.A.,
en la...
Ha sido un placer leerte, así que te amenazo seriamente con seguir haciéndolo.
Un abrazo desde la Ribagorça.
Josep.

lolita lagarto ha dit...

Grácias por los comentarios cataloribagorzo!
No sé si habrás reconocido el vuelo de Alondra Nocturna, es un vuelo que no te ha de ser difícil reconocer!!
Besotes primaverales!